Quien hace tus prendas

 Mi nombre es Micaelha, tengo 21 años y desde que tengo memoria estoy obsesionada con emprender.

 Crecí rodeada de tías jóvenes que abrazaban el arte como una forma de expresarse. Manualidades de porcelana, fotografía, diseño gráfico, pintura y música. Entre tantas cosas mis abuelos tenían un taller de costura en su casa y solía robarles un poco de tela para hacerles vestidos a mis muñecas.

 

 A medida que fui creciendo probé muchas veces tener un pequeño negocio. Entre tantas ideas te cuento las mas graciosas:

 A los 12 años cortaba remeras de mis amigos y les cobraba por hacerlas mas facheras. A los 15 vendí bijouterie en la calle ( sisi, era de las que se acercaban a parejitas sentadas en el pasto jaja que vergüenza! ) . Una época me dediqué a hacer bordados en toallas y tuve un pedido que viajo a FRANCIA. Y hasta hice los centros de mesa para una boda! Sin contar el maquillaje que fue una gran pasión por varios años y por lo que empecé a hablar en redes sociales.

 

 Como verás, el arte es mi motor de vida. No hay nada que me haga más feliz que crear.

 

 De la mano con eso, amo comunicar! Quisiera tomarme un cafecito con cada persona que me escribe por Instagram. Me inspiran muchísimo en mi día a día y eso hace que L’Amour un sea un lugar tan especial. El gran sueño de mi vida, materializado en cada pedido que hago. En cada vez que compro flores para mi taller, en cada palabra que estoy escribiendo.

 Desde el momento cero que pensé en hacer ropa supe que debía hacer las cosas exactamente lo contrario a lo que todas las marcas apuntaban, soy consumidora ante todo y sé lo difícil que es encontrar prendas de talles variados. Sufro cada vez que quiero salir a comprar ropa porque las tallas que escojo son las mas grandes y a veces ni siquiera me cierran.

 Por eso no solamente manejamos 9 talles sino que podemos hacerlo a TU MEDIDA. Sin costo extra, adapto la moldería a tu cuerpo y tus necesidades. Ese es mi gran diferencial. Y es el que quiero seguir manteniendo por siempre, cuidando los detalles, dedicándome a darles el mejor terminado con mis propias manos.

 Y por sobre todo, a seguir creando y compartiendo con ustedes.

 Porque la creatividad es mi hogar y compartir es vivir.